Todas las personas que son propietarias de un inmueble alguna vez han escuchado este término. Los impuestos a la propiedad o taxes son de suma importancia para los gobiernos locales, ya que, gracias a ello, pueden mantener las escuelas, la óptima calidad de los servicios básicos, las carreteras en buen estado y el mantenimiento en general de las comunidades.

Estos impuestos son calculados mediante dos parámetros básicos: el primero, la tasa impositiva, que es el porcentaje que aplicará el ente recaudador de impuestos basado en el valor de tu propiedad y, el segundo, el precio de la tasación de tu inmueble, es decir, su valor promedio en el mercado. ¿Y dónde encuentras el valor de cada parámetro?

La tasa impositiva se encuentra, generalmente, en las leyes estatales. Dependiendo de la localidad en la que se encuentre tu inmueble, estas tasas pueden ser modificadas anualmente o permanecer estáticas por un promedio de cinco años.

Por otro lado, el valor de tu inmueble es el resultado de una tasación. Las autoridades locales deberán contratar a un tasador que será el encargado de darle el valor a tu inmueble. Este valor será un promedio con respecto al mercado e incluirá el valor del terreno y el valor de la construcción.

Formas de bajar los taxes de tu casa: 6 alternativas

Ahora que sabes el origen del monto que cancelar por taxes de la propiedad, es momento de evaluar algunos trucos o alternativas que puedes utilizar para bajar los taxes y si alguna de estas opciones te resulta práctica de realizar para poder darle otro uso a ese dinero. A continuación, algunas formas de lograrlo:

  1. Solicita una exención. Es posible que pueda aplicarse una exención de impuestos a tu propiedad. Estas son permitidas a organizaciones gubernamentales, religiosas y a otras personas en condiciones particulares. Con respecto a este último punto, podrías estudiar algunas posibilidades de que tu grupo familiar aplique a una exención de impuesto. Por ejemplo: si el dueño de la propiedad es veterano o una persona mayor.
  2. Compara los taxes de tu propiedad y los de tus vecinos. Es sencillo. Solo debes preguntarle a tus vecinos con propiedades similares a la tuya (dimensiones, estado y antigüedad) cuánto es el monto que pagan por impuestos a la propiedad. Si difiere de manera considerable respecto al monto de tu factura, entonces debes hablar inmediatamente con las autoridades locales.
  3. Revisa tu tarjeta de taxes a la propiedad. Para tener en tus manos el historial de impuestos a la propiedad solo debes dirigirte hasta las oficinas del gobierno local. Este informe incluirá todos los cambios realizados a lo largo de la historia de la propiedad que, a su vez, influyen en el cálculo de las facturas de los impuestos.

Debes observar este historial minuciosamente por si existe alguna discrepancia. De haber algún error, puedes solicitarles a las autoridades locales que los corrijan. Luego de esto tu factura deberá ser actualizada según el valor real de la propiedad, que será menor por los cambios realizados.

  1. Haz modificaciones luego de la tasación. Es importante tener en cuenta que cualquier modificación o ampliación que realices en tu propiedad puede elevar sustancialmente el valor de la misma y, por ende, el monto de impuestos. Para evitar esto, es mejor evaluar qué tanto te aumentarán estás modificaciones y buscar asesoría para saber cuál sería la diferencia a pagar.
  2. Cita al tasador de tu propiedad. Te recomendamos que solicites una valoración objetiva de tu inmueble, por parte de un tasador. En el momento de la tasación podrías mostrar la casa con un aspecto «descuidado» y que no se vea en las mejores condiciones para lograr que la apreciación del funcionario baje y pueda disminuir el valor real de la propiedad.
  3. Lleva a tribunales la factura de los impuestos a la propiedad. En caso de que hayas intentado todo para poder reducir el monto de taxes y las autoridades se nieguen a corregir o realizar otra tasación, entonces, lo más sensato es acudir a la vía legal. Es recomendable conseguir un abogado especialista en tributos para presentar una apelación ante los tribunales.

Este se va a encargar de conseguir tasadores objetivos que observen los daños reales de la propiedad. Además, obtendrá pruebas de que tus vecinos con propiedades similares pagan un monto menor al tuyo.

Esperamos que esta serie de alternativas o trucos para disminuir la factura de los taxes a la propiedad te hayan servido de mucho para que, de esta forma, logres minimizar tus gastos anuales de impuestos al inmueble. También, te recomendamos que cada cierto tiempo revises tu historial de taxes a la propiedad para que puedas llevar un control de los montos anuales de las facturas.

Deja una respuesta